The Joy of the Garden

¡Buenos y bellos días!

Hoy toca escribir sobre una de las personitas que me ha traído la vida al trabajar en escuelas: mi actual socia y amiga Bea. 

Nos encontramos en una escuela infantil, justo al comienzo de un nuevo curso y al comienzo de nuestra nueva etapa de educadoras. Nervios e ilusión a flor de piel. La conexión fue forjándose poco a poco a lo largo del primer trimestre; nos veíamos a la hora de comer, después tomábamos café juntas, compartíamos esa ilusión y entusiasmo que se siente al terminar de estudiar, las ganas de crear actividades estimulantes para los pequeñines y las mil ideas que surgían coffee tras coffee.

Lo que empezó como una buena relación de compañerismo se convirtió poco a poco en una bonita amistad. Todos los días compartíamos, y seguimos compartiendo, las mini aventuras en el aula. Acabamos el curso y pensamos en crear algún proyecto juntas relacionado con la infancia: una escuela, una ludoteca, un centro de madres de día... Impossible, of course. Crear ese tipo de negocio requiere de una inversión que no tenemos, y siendo sinceras con nosotras mismas, no lo vamos a conseguir a corto plazo. "Debe ser algo que nos motive tanto como l@s niñ@s"-dijimos. "¡LAS MANUALIDADES!"




"Debe ser algo que nos motive tanto como l@s niñ@s, ¡LAS MANUALIDADES!"





Al principio de este curso hemos estado reuniéndonos semanalmente para crear este bonito proyecto : The Joy of the Garden. Se trata de una tienda online de productos artesanales para niñas y niños. "La alegría de la huerta" -literalmente- son ellos y ellas, son quiénes nos han motivado a trabajar con tanto esfuerzo, cariño e ilusión.

Dejo el link de la página web por aquí😉  https://joghandmade.wixsite.com/garden

Gracias Bea, por las tardes de charlas místicas y delirios varios mientras creamos nuestro material.

Y gracias a ti por haberte/me dedicado este tiempo 💜 Feliz semana




Comentarios

Entradas populares de este blog

Carta a una educadora

Prácticas en escuelas infantiles I

Tips para enfocar tus prioridades